¿Es posible cambiar de banco un crédito hipotecario?

Sí, es posible una vez se cumplen ciertos requisitos.

Foto  ¿Es posible cambiar de banco un crédito hipotecario?

Cambiar un crédito hipotecario de banco es una operación compleja que involucra a dos entidades simultáneamente.

Sí, es posible. Para ello, se debe realizar el prepago en la primera institución, realizar el alzamiento de la hipoteca correspondiente y levantar todas las prohibiciones que tenga la propiedad que se utilizó como garantía para obtener el crédito hipotecario original.

Como lo habitual es que para que el prepago se deba contar con un segundo crédito hipotecario en otra institución, lo habitual es que ésta entregue una "Carta de Resguardo", en la que se compromete a pagar el total de la deuda del cliente, a fin de que se alcen los gravámenes que tenga el inmueble que se está comprando.

Cabe señalar que la Carta de Resguardo está contemplada en la normativa y la Comisión para el Mercado Financiero le dedica el Capítulo 8-12 de su Recopilación Actualizada de Normas, donde se estipulan sus características y plazos.

En este sentido, es importante considerar el tema de los plazos de toda la operación, porque es posible que el deudor tenga que enfrentar el pago de dos deudas en forma simultánea. Esto ocurre porque las operaciones son independientes entre sí, de tal forma que el nacimiento de la nueva deuda hipotecaria no involucra necesariamente la extinción de la deuda original en forma inmediata.

En efecto, para que la deuda original quede cancelada es necesario que el antiguo acreedor acepte la carta de resguardo, lo que permitirá efectuar el alzamiento de la garantía que obraba en su favor, para que se constituya otra en favor del nuevo acreedor. Sólo cuando esto ocurra el acreedor original recibirá el monto que le permita liquidar la operación. En el intertanto, el deudor tendrá dos créditos hipotecarios a su nombre, lo que puede provocar el pago de dos dividendos.

No obstante, lo anterior, se entiende que esta es una situación transitoria que no puede mantenerse indefinidamente.

Temas relacionados

Es un préstamo a mediano o largo plazo que se otorga para la compra, ampliación, reparación o construcción de una vivienda, compra de sitios, oficinas o locales comerciales.

Hay tres tipos distintos, los que se diferencian por la forma de generar su financiamiento.

Las entidades financieras, además de ajustarse a las leyes correspondientes, poseen autonomía para establecer condiciones de otorgamiento de créditos hipotecarios.

Prepagar es un derecho irrenunciable que se ejerce bajo ciertas condiciones bien definidas.

Son modalidades especiales que le permiten diferir el pago de los dividendos de un crédito hipotecario.

Cada tipo de crédito hipotecario tiene distintos costos de pago anticipado.

Existen tres tipos de tasas aplicables a créditos hipotecarios.

Antes de pedir un crédito hipotecario usted debe evaluar su capacidad de pago.

Esto sólo debe sustentarse en la voluntad entre las partes que negocian.

El Banco puede comenzar a cobrar intereses penales según las condiciones pactadas en el pagaré.

La CMF tiene a su disposición una útil herramienta que le permitirá simular diversos tipos de operaciones hipotecarias.

Dos seguros tienen carácter de obligatorios en este tipo de operaciones financieras.

Términos relacionados

Accionistas, tenedores de bonos, partícipes o aportantes de fondos, tomadores de depósitos, etc.

Subir