Futuros

Contratos estandarizados, transados en Bolsa, referidos a un activo definido, donde las partes se comprometen a comprar o vender en una fecha futura, un número determinado de este bien a un valor que se fija en el presente.

foto Futuros

Características

La finalidad de los futuros es que las partes comprometidas con el contrato, que están expuestas a riesgos opuestos, puedan eliminar el riesgo de fluctuación del precio del activo, de esta forma estabilizar sus flujos de cajas.

Los activos objeto del contrato de futuro, pueden consistir en un monto en dólares de Estados Unidos de América, donde el precio varía según lo que fluctúa el dólar observado, o en un monto en pesos, que varía en relación a las fluctuaciones de un índice de precios accionario relevante.

¿A quién está dirigido?

A personas que buscan cubrirse de riesgos financieros y a inversionistas dispuestos a asumir riesgos a cambio de una probable ganancia.

¿Cómo funciona?

Los contratos de futuros son transados en una bolsa de valores.

El interesado debe dirigirse a un intermediario de valores registrado en esta Comisión (ver el Registro de Corredores de Bolsa y el de Agentes de Valores), y consultar sobre los requisitos que debe cumplir.

Con estos antecedentes, debe suscribir un contrato, en el cual se exige de las partes el constituir un margen inicial correspondiente a un porcentaje sobre el valor del contrato, para garantizar el pago de alguna eventual pérdida que le puede ocurrir a una de las partes al momento del vencimiento del futuro. Dicho margen se entera, a través del corredor de bolsa.

El término de un contrato de futuro puede hacerse al vencimiento o anticipadamente.

El riesgo de los contratos de futuros está asociado básicamente a los cambios de precio en los contratos.

Montos involucrados

Los montos estarán determinados por la cantidad de contratos que tenga un inversionista.

¿Con quién se contrata?

En general, los futuros se transan por intermedio de un corredor de una Bolsa de Valores.

Precauciones y advertencias

  • Cuando un comprador o vendedor de futuros cierra una posición, el margen inicial puede ser retirado.
  • El plazo desde la suscripción de un contrato hasta su vencimiento es variable, ya que depende del activo y de las condiciones generales de cada contrato.
  • El activo que subyace a los contratos de futuros es embargable.
  • Lea bien y asegúrese de entender el contrato que firma.
  • En caso de tener alguna duda, como inversionista puede pedir toda la información que estime conveniente, y el intermediario de valores debe aclararlas.
  • Si contrata a través de corredores de bolsa o agentes de valores, compruebe que éstos se encuentren inscritos y vigentes en el Registro de Corredores de Bolsa y Agentes de Valores, que mantiene esta Comisión.
  • Evalúe si está dispuesto a asumir los eventuales riesgos.

Costos asociados

Podrían existir cobros de intermediación, por el servicio prestado. Además del implícito en el producto, en el caso de tener que pagar a la contraparte.

Consejos o datos

Tip para los Futuros

  • Generalmente los contratos de futuros se originan por intermedio de un corredor de una Bolsa de Valores, donde las partes concurrentes del contrato son un cliente del corredor y la Cámara de Compensación de la bolsa de valores respectiva.

Términos relacionados

Cobros que efectúan tanto las Bolsas de Valores como los Intermediarios de Valores, por las negociaciones que realizan, las que pueden ser operaciones en Bolsa y fuera de Bolsa. Existen cuatro grandes tipos de cobros: 1- Comisión del corredor: cada corredor establece su propia política de cobro de comisión, la que generalmente se basa en un porcentaje del monto transado. Puede incluir además, los derechos de bolsa que son los derechos que cobran las bolsas de valores por transar en ellas. 2- Impuesto al Valor Agregado (IVA): la comisión del corredor está sujeta al 19% de dicho impuesto. 3- Costo de Custodia: el cliente puede optar por mantener el mismo las acciones o dejarlas en custodia con su corredora, la que a su vez las puede depositar en la empresa de depósito y custodia de valores. Este costo es variable. 4- Otros: Algunos intermediarios de valores cargan costos fijos por concepto de facturación a los clientes.

Es la diferencia entre el precio que se pagó como inversión inicial y el precio que se obtiene al vender, cuando el valor de la venta es mayor, obteniendo así una ganancia.

Adquisición de bienes físicos o financieros para obtener beneficios futuros, mediante la rentabilidad de un instrumento financiero o la venta con ganancias de un bien físico o material (por ejemplo una propiedad).

Subir